21.3.08

Tirones y nuevos instintos

Empiezo mi 2º trimestre y con él los síntomas dan paso a nuevos cambios en mí. Por un lado, las naúseas y vómitos han dejado de perseguirme para dejarme disfrutar de la energía, el descanso y la alegría. Y no es que antes no estuviera feliz -que siempre lo he estado- lo que pasa es que cuando una tiene mal cuerpo un día tras otro, el mundo tiene un ligero tono grisaceo. En esta etapa que estoy viviendo, no son tanto los cambios físicos como los emocionales o, mejor dicho, como un nuevo descubrimiento de mi misma. Cierto es que noto cositas nuevas como son los tironcitos de piel. Cada noche mi barriguita empieza a experimentar pequeños tirones y ligeros estiramientos por aquí y por allá y, claro, esto deriva en un pancita que va creciendo poquíto a poco. Por otro lado, el instinto y las inspiraciones van emergiendo. He de decir que, aún hoy, soy incapaz de comprar algo de ropita para mi retoño pero ya es un gran paso mirar muebles, no? Y que estoy ilusionada y como loca por empezar a ver cambios en SU habitación. Esto me recuerda a una conversación hace un par de semanas con mi marido. “Hay que pintar la habitación antes de que nazca el bebe” –le digo. “Vale, cuando vuelva la pintaré y, de paso, las demás” –me dice. Como ya lo conozco le respondo que “yo, mientras la del bebe esté pronto para empezar a organizarla, lo demás me da más igual. Aunque si está todo pintado ya, pues mejor”. Hay un ligero y breve silencio en el que sé que el pobre piensa todo lo que se le viene encima. Entonces, y con cara de no entender mucho me dice: “si el bebé aún no va a dormir ni a utilizarla, ¿por qué no puede seguir siendo la habitación de invitados?”. Esto me hizo mucha gracia, incluso me pareció hasta tierno. Y es que sé que para él está siendo todo un poco rápido y, a veces, difícil, y lo entiendo. Pero poco a poco va asimilando las cosas y procesando los cambios que están sucediendo y que sucederán. Por ahora estoy muy feliz con nuestro embarazo porque está muy ilusionado y se implica mucho en todo. Me hace sentirme muy querida y protegida, cosa que agradezco enormemente ya que nuestro bebé lo está notando y yo deseo que ame a su padre desde ya, tanto como su papá lo ama sin conocerlo. Pero esto es un tema importante y muy especial que da para otro largo escrito…El caso es que la chica ex-universitaria, recien casada, aventurera y despreocupada, está dando paso a una mami valiente y tranquila a la que empiezan a preocuparle cosas como que la ropa huela a hogar.

3 comentarios:

Selvas dijo...

Enhorabuena por esos tirones y esos instintos, el 2º trimestre para mi es el más bonito, el más tranquilo y feliz, el más sosegado.

Sigue disfrutando.
Un saludo.

Gi dijo...

No tengas prisa!!! si al fin y al cabo el bebé al principio dormirá con ustedes.
Nosotros la pintamos cuando ella tenía 4 meses, mi marido estuvo todo el día y yo lo ayudaba cuando ella dormía. Además tuve tiempito hasta para hacerle unas estrellas y corazones!

Khadija dijo...

Gracias por vuestros comentarios, chicas! Cierto Gi, pero si puedo evitar que el bebé "trague" olor a pintura y esa serie de cosas, mejor. Q bonita quedaría la habitación de tu peque con las estrellitas y corazones!! :D