23.3.09

Nacimiento de un padre

Dado que soy yo la autora de este blog, es normal que me base principalmente en lo que yo siento o en mi forma de vivir la maternidad. Y, aunque son muchas las veces que nombro a mi querido Idris o le dedico alguna entrada, nunca me detengo demasiado en explicar como va viviendo su paternidad.
Pues bien, hoy tengo que hacerlo.

Como bien sabréis la mayoría de vosotras, la relación entre una madre y su bebé empieza a crearse mucho antes de que este nazca incluso, a veces, antes de quedarte embarazada. Ese anhelo, ese deseo de tenerlo es como una semilla que cuando, finalmente, está en tu vientre, empieza a brotar. Pero ese amor, ese vínculo, no empieza de cero. Va creciendo, fortaleciéndose, nutriéndose y alimentándose de tu alegría, tu esperanza, tus planes, tu ilusión, ... hasta que lo tienes en brazos. Ahí ese amor empieza a solidificar. Se va haciendo latente cada vez con más y más fuerza y, a los pocos meses, cuando te cruzas la mirada con tu retoño, sientes esa chispa especial dentro de ti, esa sensación que te hace sentir única y especial y es que, para tu bebé, tu eres lo más importante y lo más cercano.

Mientras nosotras disfrutamos los meses de espera, intentamos hacer partícipes a los futuros papás de muchas maneras. Ellos reaccionan muy bien y, aunque se esfuerzan y a veces la emoción también les puede, la mayor parte del tiempo no saben muy bien lo que está ocurriendo. No pueden llegar a comprender, no como nosotras.
Y cuando el bebé nace todo empieza a cobrar sentido para ellos. Ahora tienen en sus brazos a esa cosita pequeña que han estado esperando y es el momento del flechazo, cuando empieza realmente el amor.

A partir de aquí, cuando empieza la verdadera aventura de ser padres, cada hombre reacciona muy diferente. Unos se vuelven más pasotas; otros, más cariñosos; algunos, siguen un poco perdidos unos meses más; y otros, actúan como siempre negándose al cambio. Cada hombre es de una manera diferente y puede variar mucho la forma de vivir y llevar la paternidad de unos a otros.
Pero no estoy aquí para hablar de todos ellos (tampoco podría, ¿no?) sino de uno en particular y del más importante para mi: mi marido.

Cuando Ahmed Nur nació, él tuvo su momento único, especial e irrepetible al recibirlo en sus manos. Las semanas pasaban y, aunque no ha sido nada fácil para ninguno, él intentaba siempre estar ahí para nosotros. Estar lo mejor posible y hacer siempre lo que creía que debía de hacer para que estuviéramos bien. Era un gran marido y un buen padre. Pero, desde que el peque cumplió sus 6 meses, ha pasado de esto a ser un excelente marido y un padre maravilloso.
Ahora es cuando ellos dos empiezan a tener un vínculo especial. Y es que es ahora cuando el pequeño Ahmed Nur empieza a "responderle". Tienen sus momentos juntos, sus secretos, sus juegos ... empiezan a enamorarse el uno del otro.

Llevo semanas observándole y noto un gran cambio en él. Algo muy bonito está brotando y le está haciendo crecer cada día, convertirse en una mejor persona. Su forma de hablarle, su manera de calmarlo, sus juegos y tonterías, sus paseos, el modo en que le duerme, ... es dulce, muy dulce pero, sobretodo, es un PADRE.

Él ha acabado de cerrar el circulo con un fuerte nudo. Ahora esta familia es más bonita, más brillante y mucho más feliz. Ahora disfrutamos mucho más todos.

En su día escribí "Nacimiento de una madre" con mi propia experiencia. Hoy, con todo el honor que creo que se merece, he de contarle al mundo que ha nacido un padre.




6 comentarios:

bea dijo...

que bonita entrada....me alegra que seais una gran familia y que el bebe reciba el doble de amor.
me gusta mucho leerte ,escribes bien tus sentimientos y lo mas importante,los sabes transmitir.


un bss

Jenny dijo...

Vaya.....que bonito nena...como siempre tus palabras me conmueven.....es un post precioso....Cosa que copiaré cuando mi niño haga 1 año,con tu permiso.....Mi amrido más bien se volvió pasota...y no hemos pasado por buenos momentos,pero justamente desde los 6 meses también,todo empezó a cambiar.....y ahora es maravilloso....Ahora puedo asegurar que ejerce de padre y amigo....Y es que al principio estaba muy asustado,le vino muy de golpe,creo que apenas se enteró del embarazo y de repente se vió con una personita tan fragil en su vida,y no supo reaccionar....Ahora es muy muy diferente....Caso que relataré en mi blog,de aqui a 2 mesecitos mas o menos....para detallar como ha ido el año.
un beso preciosa

Rocío dijo...

Que linda imagen y tus palabras muy conmovedora, felicidades!! Un abrazo.

Mainada dijo...

¡Qué regalo tan bonito para un padre!

Que sigáis disfrutándolo tanto.

Saludos!

Mainada

Anónimo dijo...

Salam bonita!!!

Eres mi fuente de inspiracion para ser mama, cada vez que te leo ese instinto en mi crece mas y mas y sobre todo el amor que le tengo a bb!!!

MasAllah
Un abrazo de todo corazon...
Salma

Anónimo dijo...

es la primera vez que te leo y realmente solo tengo palabras de felicitaciones por tus hermosas palabras son muy conmovedoras, como puedes demuestras toda la inmensa felicidad que te da tu familia y expresas bellas emociones, mil felicitaciones por tu familia, el amor que se siente por los hijos es unico e incondicional de eso no hay duda alguna!!, saludos
samanta