28.9.08

Un vistazo atrás

Con toda la oleada de emociones, cambios y aventuras que han comenzado para mi, me ha entrado una "nostalgia positiva" que me lleva a recordar como comenzó todo esto.
Yo, una chica soltera, joven y de lo más normal, con una vida universitaria y común, de pronto me vi profundamente enamorada de un hombre y de una forma de vivir. Un año y medio después, este amor se hace inmenso con la llegada del primer fruto de mi felicidad: Ahmed Nur, la lucecita de mi vida.

Ahora, cuando de madrugada me hayo en la penumbra, dando pecho a mi bebé, miro a mi lado y me siento llena de felicidad por tener a mis dos principies. Ellos son los hombres de mi vida.


video

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Son una familia muy hermosa y los quiero mucho.....

Sushiila

Mariana dijo...

Qué hermoso tu bebé y que bueno todo lo que contás!! Te sigo visitando!

Anónimo dijo...

Que bonito y que emocionante toda tu historia. Soy lectora ocasional, pero desde un primer momento me encantó tu blog. Se os ve irradiar felicidad por todos sitios, me alegro de corazón que todo haya salido tan bien tu relato de parto es increíble. Mi más sinceras felicidades a los dos.